Miedos, una conversación conmigo misma

Actualizado: 30 oct 2021



¿Alguna vez ha sentido miedo cuando se cruza en un nuevo camino? ¿Te has detenido a preguntarte qué significa? Cual es tu raiz?

Quizás el miedo a lo desconocido, la adaptación, las dudas e inseguridades que surgen en la mente, bajo el pensamiento “¿Puedo? ¿Soy capaz?" guiar por un momento.

El miedo a dejar ir patrones en nosotros que a menudo no son directamente nuestros puede estar relacionado con historias familiares y mujeres de nuestro linaje.

Hay que aprender a observar porque llevamos un paquete de condicionamientos. ¿Para que? ¿Por qué tener miedo en absoluto? ¿Qué bloque se esconde debajo de esta máscara? ¿Sabe, por ejemplo, cómo están sus riñones? ¿Los riñones de tu madre, de tu abuela? Ser consciente de las preguntas de examen nos ayudará a procesar las posibles respuestas.

¡Ah! Tanto la madre como la abuela tenían cálculos renales, albergaban miedos. Mi abuela incluso tomó 36 cálculos renales entre grandes y pequeños. Así se fueron los miedos, algunos más grandes y otros más pequeños. Y tú, ¿esperarás a que se materialice el miedo para deshacerte de él o tomarás un camino diferente cambiando tu historia?

Es realmente sorprendente que una palabra de cuatro letras aceche tanto la vida de las personas. Imagínese, hay personas que incluso toman medicamentos para desaparecer el miedo, pero aún así permanece presente, solo controlado. ¿Alguna vez has pensado que si no fuera miedo, qué sería? ¿Qué enfermedad tendrías? Entonces, normalmente, ¿qué camino eliges? ¿Negación? ¿Abandono? ¿Resiliencia? ¿Aprendiendo? ¿Víctima? Reflexiona un poco.


Detenerse puede ser miedo, la inercia es miedo disfrazado de autocomplacencia.

Parece que con el tiempo aprendemos a acomodar los miedos y una alternativa para no acomodarnos es molestar. Es necesario mover la estructura, visualizar, aceptar, comprender para trabajar. El miedo tiene mucha variedad. Está el miedo sano que es lo que te cuida, que te alerta de límites, no lo que te paraliza. Pero, ¿qué hay de quedarse atascado? ¡Muy bien también, abrazo! Sé amable contigo mismo porque si no lo haces tú mismo, ¿quién lo hará? Todo tiene su momento, niña, así como la naturaleza en su exquisita sabiduría. Pade Pade, da el primer paso y verás.


Aline Neri

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo