Mi relación con la sangre en el despertar

Desde siempre he estado en una conexión inconsciente con la sangre, desde que tengo recuerdo lo he asociado al dolor que pueda sufrir una persona,a una desgracia, peleas y por más pequeña la gota me hacía caer en desmayos.

por otra parte la sangre menstrual siempre fue ocultada tras varios enrollados de papel higiénico, como si fuera el pecado más terrible, demoraba en el baño borrando cualquier huella de ella, aromas, color, salpicones...revisada cada parte del baño al igual que mi ropa...llevaba las toallas higiénicas enrolladas con papel, pegadas a mi cuerpo para que nadie supiera su presencia….ni siquiera yo...era un secreto que si no fuera por el dolor que me provocaba nadie se enteraría….era un dolor fatigante, lleno de incomodidades, cólicos, fríos, desvanecimiento, que a veces al pasarme en el trabajo me hicieron perderlo…

Cómo explicar que era por eso, por sangre que salía de mi cuerpo y me hacía debil y fragil.

Luego de ser madre, los cuestionamientos que me hacía del dolor, se hacían más fuertes, sabía que dentro de mi la solución no era empastillarme, ni estaba en hospitalizaciones o exámenes..

Con mi hija grande comenzó el despertar de conectarme con su ser niña y más adelante mujer, le hable la menstruación, como un poder que se manifiesta cuando llega la sangre… le hable de sabiduría, de magia, aunque en mi ser interno eso había estado oculto y no representaba más que dolor...en el fondo e inconsciente sentía percepción y más palpable la intuición que siempre he sentido desarrollada en mi…

Cada vez con el pasar del tiempo, mi relación menstrual comenzaba a cambiar, comencé a cambiar las formas y la recolectaba para mis plantas y les decía que era su medicina...entonces asi estabas bellas y fuertes.

Luego de un tiempo no hace mucho en el año 2019, conocí la terapia menstrual, la cual desde que escuche su nombre me atrapo en curiosidad, investigue y me inscribi con Zulma Moreyra para realizar una limpia, la cual comencé con meditaciones. Era cada noche que las escuchaba y fue un dia que mi útero me habló, me dormí con la meditación y en esa profunda conexión por primera vez con mi útero, el me habló. Mientras pasaba la noche una voz me hablaba y me decía: escribe el mensaje, escribe el mensaje...era una voz que aparecía entre mis sueños hasta que desperté y lo escribí...al despertar no sabía lo que había escrito, y cuando me acordé de lo sucedido, busque la pagina y vi que el mensaje era: “tu útero tiene pena”. ¡Fue tanta mi emoción! que me di cuenta de lo maravilloso de mi útero, estaba ahí sin atención, y fue cuando lo descubrí...ha sido maravilloso el poder conectarme con mi útero, sentirlo y desde ese dia tener una conversación más fluida y poder viajar hacia mis distintas heridas portales que hacían quedarme en la quietud.

Estoy agradecida de la terapia menstrual, de Zulma por compartir su saber...agradecida de reconocer mi sangre, sentir el poder que nos entrega y de todo lo que podemos sanar en conexión con ella...hoy en gestación de mi segunda hija ya con 18 semanas, después de ver a mi utero duro y enfermo ¡¡ahora está dando vida!! Feliz de poder traspasar a mis hijas la apertura de la sabiduría femenina, la cual aún está despertando en mí con un sentir de expansión de una gran misión… Gracias a la vida por dejarme palparla desde la sangre cíclica que pasa a través de mi, de sentirme y saberme medicina...



Carolina Castillo Terapeuta Integral kuiminiterapias@gmail.com +56959491454 Chile

103 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL