Limpiar nuestro utero en circulo de Mujeres

Por: Li Ángel

Terapeuta menstrual certificada


Nuestro útero, o “matriz”, como más me gusta decirle, es un espacio tan inexplorado por nosotras, que es sorprendente. Antes de formarme como terapeuta menstrual no tenía una idea clara de dónde estaba ubicado y menos de cómo era exactamente todo mi sistema femenino. Y de ahí, se imaginarán la cantidad de desconocimiento del resto de conceptos, ideas y alcances relacionados a este órgano, que sin duda podemos identificar, como uno de nuestros principales centros energéticos.

Recogiendo las inquietudes del círculo de mujeres desobedientes La risa de Eva que acompaño hace ya más de cuatro años, decidimos lanzarnos a hacer la Limpia de Útero con plantas, estudiada y organizada por Zulma Moreyra, creadora de la Terapia Menstrual, con el fin de entrar a un “siguiente nivel” de conciencia cíclica.



Acompañarnos en círculo

Los círculos de mujeres son espacios de intercambio donde compartimos conocimiento, emociones, hallazgos, inquietudes y celebraciones. Y son maneras muy antiguas para recordar quiénes somos, potencializándonos en manada y apoyándonos como Tribu. De ahí nació la idea de crear este espacio de Limpia muy íntimo, de cuidado y de sostén para explorar en el interior de cada una.

Fue una experiencia profunda, exigente y sanadora. Y tan importante para esas 24 mujeres que iniciamos esa travesía hacia nuestro interior, que hoy quiero compartirles nuestra experiencia.

Una de los primeros hechos más relevantes con los que nos encontramos implicó recordar que nuestra matriz aloja memorias. Unas propias, otras de nuestras madres, abuelas y ancestras; y entender ese acontecimiento a profundidad, implica unificarnos. Es decir, sentirnos parte de algo más grande como nuestro propio clan familiar, donde se encuentran la historia y raíces de cada una.

Y por tanto, significa descubrir que estamos habitadas de toda suerte de memorias. Unas muy dolorosas, de maltrato, frustración y violencia; y por supuesto, otras de saberes y poderes femeninos muy valiosos.

Entonces, ligado a este descubrimiento también vino un llamado relevante: “de nosotras depende sanarnos”. De nadie más.

Limpiar a profundidad

Muy pocas veces limpiamos nuestra Matriz. Y no estoy hablando de medicamentos. Me refiero al hecho de hacer una “higiene energética” de pensamientos, energía y emociones alojadas en la matriz, pero también en otros órganos relevantes en el proceso menstrual y ciclo femenino a los que nunca les ponemos cuidado, o si lo hacemos, es de una manera aislada, entendiéndolos como partes individuales.

El hígado, los riñones y el bazo participan de manera activa en nuestra ciclicidad. Y cada uno de ellos, aloja también emociones; que por nuestro desconocimiento o falta de herramientas, vamos acumulando, y por tanto, enfermando, o generando cansancio crónico, cólera, depresión y falta de sentido.

Resulta que al limpiar cada órgano fuimos soltando cargas, angustias y toxinas. Sintiéndonos lentamente más livianas, pero sobre todo, más reconciliadas con nuestra historia. Podemos elegir permanecer en el dolor, o contactar con todo el poder de nuestro linaje femenino y empezar a honrar nuestra matriz.

¿Cómo? poniendo límites saludables, expresando nuestra rabia, encargándonos de nuestro miedo, alimentándonos bien, siendo compasivas con nosotras mismas y conectándonos con nuestra más profunda memoria cíclica.

La matriz hace parte de todo un sistema y es ambiental. A mi modo de ver es como una antena poderosa que comunica el afuera con el adentro, y el adentro con el afuera. Y al ser ambiental claramente se ve afectada positiva o negativamente por nuestro entorno, historia personal, alimentación, pensamientos y relaciones. Es por eso, que se hace urgente que aprendamos a sintonizarla con nuestra verdad interior, en amor y generosidad para nosotras mismas, llenándonos de perdón, descanso, alegría y relajación.



Así como limpiamos nuestro cuerpo cada día, es bello que recordemos que también nuestra matriz merece atención y cuidados. Cuando está sana, nuestra energía vital aumenta, la intuición aflora aún más, nos volvemos más sabias –porque estamos en mayor contacto con nuestro linaje de mujeres poderosas- y tenemos la posibilidad de estar en nuestro centro con mayor facilidad, porque lo reconocemos. No olvidemos que nuestra matriz está justo en el centro de todo nuestro sistema reproductor…

Todo esto lo concluimos en círculo. Algunas de las mujeres por primera vez contactaron con sus abuelas y las mujeres de su Clan familiar. Las sintieron, o soñaron con ellas. Las dibujaron. Lloraron con ellas, y también se endulzaron con sus memorias. Y este proceso vivenciado en colectivo, nos permitió entregarnos a la experiencia de una manera hermosamente femenina. Hubo apoyo, intercambio de dibujos, de cantos, sueños, aprendizajes…

Limpiar la matriz vale la pena. Y hacerlo en círculo de mujeres potencializa la experiencia. Es muy conmovedor ver cómo la sororidad es un gran camino para recobrar nuestro poder personal y expandirlo de manera sana.

Agradezco mucho a cada mujer que toma la decisión de hacerse cargo de ella misma. Agradezco a las mujeres desobedientes del círculo de La risa de Eva por todo esto que estamos co-creando en manada, y siempre estaré profundamente agradecida con Zulma por toda la generosidad de su conocimiento que comparte con tanta amplitud.


Dibujos de las mujeres participantes en La limpia de útero – Terapia Menstrual –

Círculo de mujeres desobedientes La risa de Eva.

Colombia




Li Ángel Valencia

Móvil: 3164418285

www.soyaguamor.com

0 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL