ESTAR D E S N U D A


por Dani Silbergleit (@cuerpamia), Argentina

TMM certificada

ūüĆŅ‚ÄúEstar d e s n u d a‚ÄĚ ūüĆŅ

Imagen de Johanna Rambla (@shoshana.retrata




Regalarme momentos sin ropa,

es también,

animarme a soltar disfraces por un ratito.

Algo así como una invitación,

a abrazar mi vulnerabilidad,

a gozar de la sensibilidad que se despierta

cuando mi piel no est√° escondida,

detr√°s de telas y cierres y adornos.

Estar desnuda,

aunque sea un ratito cada día,

es practicar sentirme cómoda conmigo,

regalarme alg√ļn que otro masajito

con un delicioso aceitito,

celebrar mi cuerpa,

hermosa,

expandida,

sin corpi√Īos ni bombachas que la compriman,

y si lo hago de día,

porque no,

regalarle a mi vulva y a mis tetas

un poquito de sol.

De verdad que por ahí puede empezar una revolución.

¬ŅC√≥mo me siento cuando estoy desnuda?

¬ŅMe permito disfrutarlo?

¬ŅO enseguida me apuro por taparme y ‚Äúdecorarme‚ÄĚ?

¬ŅY si me pongo a bailar, dejando que mis tetas, mis caderas y mi cuerpa toda,

dance al comp√°s de mi propio ritmo?

¬ŅY si me abrazo fuerte y me doy besitos, celebrando, el simple hecho de estar conmigo?

Recomendación de hoy: Experimentar andar sin ropas, aunque sea el tiempo que dura una bonita canción.



34 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo