Esos días


Sabido es que cuando no estamos conectadas con nosotras mismas comienzan, en muchos casos, los dolores menstruales, las incomodidades y las molestias. ¿Por que nos desconectamos?




Yo fui una mujer que sufrí mucho con mi menstruación durante años, inclusive decía a mis amigas como con cierto orgullo que cuando me llegara la menopausia iba a hacer una fiesta. Tanta así era mi desconexión.

Un día comencé a preguntarme porque me sucedía esto, tanto dolor, rechazo a un proceso que era natural y propio de ser mujer. Encontré varias razones internas y externas. Hoy quiero centrarme en las externas.

Me di cuenta que yo no menstruaba, que estaba “enferma”, que estaba en “esos días”, indispuesta, que tenia ese lenguaje naturalizado en mi y en mi circulo de amigas y mujeres alrededor.

Bastó sentarme en frente de la televisión y prestar un poquito de atención y así con la radio también para darme cuenta del mensaje inquebrantable y nefasto que sostienen los medios de comunicación con respecto a nuestra menstruación.

Cierren los ojos y piensen en cualquier comercial de TV, ¿ven el color rojo ?,¿escuchan la palabra menstruar o menstruación? ¿en algún momento nos muestran como mujeres cíclicas?, o siempre aparecemos como locas que anda saber porque estamos de mal humor y el resto de los mortales deben darnos la razón como a los locos por las dudas.

Nos ofrecen varios analgésicos para “esos días” ,para seguir “como todos los días”, para no parar.

Obviamente no estoy a favor del dolor pero si de conectarnos, de parar si tenemos que parar y de poder decir que estoy menstruando si lo necesito decir y de sentir que soy cíclica y no loca.

Tengo la fortuna de ser educadora sexual y trabajar con niños y niñas en edad escolar. Esto me hace tener un contacto directo con la idea que tienen de la menstruación. Cada vez que toco este tema en los talleres la mayoría, aun hoy, dicen “ppuaajjj que asco”. Esto en parte también es consecuencia del mensaje de los medios de comunicación, del ocultar un proceso natural y tratarlo como una enfermedad.

Sentemosnos con nuestras hijas, niñas y adolescentes, y con nuestros hijos también a analizar y desnaturalizar ese mensaje que lo único que hace es ayudar a nuestra desconección y a no aceptar esa bendición tan poderosa que es nuestra menstruación.

___________________________________________________________________________________


Colabora Silvia Copello para el Lunario de octubre

Silvia Copello

Terapeuta Menstrual

Terapeuta en Respiración Ovárica

Doula

Educadora Sexual

cincosentidos38@gmail.com

0 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL