Enraizar el utero con la energia de Maria Magdalena

Actualizado: abr 11

Por Vanesa Iglesias, Argentina



Desde siempre las mujeres hemos estado conectadas a la tierra y al cielo. Es nuestra naturaleza.

Nuestros chakras raíz y corona magnetizan energía por eso es tan natural para nosotras, a diferencia de los hombres cuyos chakras raíz y corona son eléctricos.

Conectar el corazón útero de la madre tierra y con el corazón útero de la gran madre en el cielo nos alinea y armoniza podemos sentir la presencia de nuestra divinidad y así, activar la diosa sabia, amorosa, nutricia y abundante en nosotras. El equilibrio entre todas las diosas que nos habitan sea el nombre que tenga según nuestras creencias.

Realizar un enraizamiento todos los días nos afirma y estabiliza y es el comienzo principal de cualquier práctica de conexión con nuestra mujer lunar.

El enraizamiento activa el utero purificando y limpiando, vitalizando y empoderando.

Cada mujer puede tener su técnica de conexión aquí te descubriré la mía para que puedas utilizarla y seguir inspirándote.




Conectaremos con la energía de María Magdalena.

Comenzaremos llevando las manos al centro de tu pecho. Respirá suavemente y nos vamos haciendo conscientes de la inspiración y de la exhalación.

En cada inhalación, en cada exhalación vas sintiéndote más conectada. Podés realizar exhalaciones por boca para descargar a ir entrando en un estado de armonía y relajación.

Una vez que sentís que estás más presente vas a llevar la mano derecha el corazón y la izquierda al utero solicitando la energía de María Magdalena llamándola tres veces

María Magdalena

María Magdalena

María Magdalena

Una vez que percibis su energía vas a visualizar tus centros energéticos brillando

Tu chakra raiz en la zona perineal, brilla intensamente de color rojo y te conecta a la tierra

Tu chakra sexual, en la zona del útero brilla intensamente de color naranja tu centro, tus trompas uterinas y ovarios brillan, se purifican.

Tu plexo solar ubicado unos centímetros por encima del ombligo brilla intensamente de un color amarillo y la energía fluye de manera natural por este chakra desbloqueando enojos, ira.

Tu chakra cardíaco brilla intensamente de un color verde mezclado con tintes rosas, conectando con el amor y la compasión.

Tu chakra laríngeo brilla de color azul y puedes percibir la libertad y cómo se desbloquean angustias. La libertad de expresión, el poder decir lo que sentís se manifiesta naturalmente

El chakra del tercer ojo brilla intensamente de un color violeta que hace que caigan velos y puedas conectar con la sabiduría y la confianza

El chakra corona brilla de color blanco dorado y se abre para poder sentir la conexión.

Llevando la atención a tu utero especialmente va a ver un cordón de plata que sale por el canal vaginal y pidiendo permiso, ingresa a la tierra. Vas sintiendo el calor de la madre tierra que te recibe y te abraza. Exhala enviando la energía Inhala tomando energía hasta llegar al núcleo de la tierra donde tu cordón se ancla se enraíza y conectas con el calor de la madre. Tu energía y la de la madre tierra se entrelazan como en una danza.

La energía que inhalas va subiendo hasta el corazón donde el cordón se hace de color dorado y sigue avanzando hasta salir por el chakra corona conectándonos al cielo al útero de la gran madre cósmica.

En el corazón la energía dorada y plata se unen activando tu matrimonio sagrado interior

Permanecé conectada al cielo y a la tierra visualiza el cordón de plata firme y fuerte y mantenlo durante todo el día.

Lentamente vas volviendo haciéndote consciente de tu cuerpo de tus apoyos y vas volviendo muy despacito muy despacito…

Nuestro útero es un centro de vitalidad muy importante, por eso esta práctica energiza y es ideal hacerla por la mañana, al levantarte. Te centraras y tu día será más creativo y alegre! Además podrás sentir la bendición de la madre, de la gran madre sobre ti.

Vanesa Iglesias

Sagrada Shakti

Facebook: Vane Iglesias / Sagrada Shakti

Mail: iglesias.vanesa@gmail.com

  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL