EL CUERPO COMO MAPA DEL TESORO

Por Celeste Condoleo, Argentina


Ya no siento culpa de sentirme mujer en un mundo que dice ser solo de algunos hombres.



Imagen: Merakilabbe




Ya no siento culpa de la belleza de mis tetas bailarinas

ni de los pelos como aureolas de luz

ni de estas caderas anchas que abarcan la creación de mi universo entero

ni de mi vulva mutando su arcoiris rosáceo fase a fase de mi ciclo.

Ya no siento culpa de mi cuerpo vibrante

ni de mi cuerpo deseando

ni de mis ganas de manifestar mis sueños

de saberme merecedora de abundancia infinita y amor del bueno.

Ya no siento culpa de sentirme mujer

porque esa culpa nace de mi mente

de caminitos de pensamiento que sostuve durante mucho tiempo

porque nací en este mundo.

La terapia menstrual

develó ante mí el mapa del tesoro

que deja de ser un tren de pensamiento tras otro:

el mapa es ahora

el recorrido de mis manos

masajeando mis pechos en círculos

que siguen por mis brazos barriendo las emociones

y siguen limpiando enojos, angustias y miedos

y siguen en una danza que expande mis caderas

movilizando todo mi cuerpo

para llegar a mi útera corazón: mi tesoro está dentro mío

y su riqueza es darme

todas las posibilidades de ser y hacer

en este mundo que ya no es de hombres

sino de espíritus

amando cada vez más sus cuerpos

sanando sus memorias

y expandiendo sus mentes.

* Escrito inspirado en los masajes de la terapia menstrual, que me permitieron reconocer que la sanación no se encuentra en las ideas, sino desde la vivencia, desde el calor, el registro y la presencia. Lo sentí en mí y en mis consultantes de la tesina: el cuerpo es el mapa donde encontramos nuestros dones más profundos.




Celeste Condoleo

@yogamenstrual

0 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL