De la fragmentación a la totalidad

Por Tamara Carrillo, Chile


Algo que me fascina de la propuesta de Terapia Menstrual, es la infinidad de posibilidades que otorga a las personas en formación, de conocer distintas herramientas para explorar cada etapa de del ciclo hormonal y abordar las dolencias de diversos tipos en los cuerpos menstruantes. Las distintas herramientas que se facilitan a nivel herbolario, de masajes, de rituales de paso, etc, son de gran importancia para poder “reprogramar” el entendimiento que tenemos sobre el funcionamiento TOTAL de nuestro ser-entorno.

Desde la domesticación entendemos que somos un conglomerado de partes aisladas, que si nos duele la cabeza es solo un síntoma físico y poco tiene que ver con mi historia o mis emociones, sin embargo hemos podido comprobar con nuestra propia experiencia que nuestra naturaleza es experienciarnos-vivirnos en unidad o totalidad.

¿A qué me refiero cuando hablo de experienciar la unidad? Me refiero a esa energía tan sutil que se moviliza en nuestra psiquis, en nuestro cuerpo, en nuestras emociones, en nuestra alma, en nuestra espiritualidad (y un largo etc) de forma paralela en cada proceso presente que voy viviendo. Es decir, me refiero a todo lo que pasa en nuestro ser total, a esa conciencia que nos habita en totalidad, y que no habita solo en mi cuerpo o solo en mis emociones, o solo en mi espiritualidad, o solo en mi mente.

Personalmente me resulta cada vez más fácil experienciar la unidad que existe en la formación de nuevas gestalts, nuevas formas, nuevos procesos, que vamos vivenciando día a día, momento a momento, en la cotidianidad. El experienciar no es un conocimiento que se adquiera leyendo un libro, haciendo cursos o que alguien te pueda transmitir mediante la palabra, así como se transfiere dinero de una cuenta a otra. El experienciar tiene que ver con el proceso vivo, esa energía tan femenina y masculina a la vez, ese proceso que se vive aquí y ahora y que solo tú puedes explorar contigo misma.

Uno de los mayores beneficios que he podido transitar en este experienciar la unidad, es la activación de la escucha interna, es cuando escucho no solo con mis oídos, si no que logro escuchar con mis vista, con mi piel, con mi corazón, con mi espíritu, con todo mi ser. Cuando activo la experiencia total, activo en mí la curandera interna, cuando vivo en totalidad es más fácil guiarme por mi propia experiencia, por mi propia intuición, por mi amor propio.

De ahí que para mí resulta tan importante involucrar experiencias corporales, experiencias mentales, experiencias emocionales, experiencias energéticas, experiencias espirituales, en los acompañamientos de terapia menstrual o psicoterapia gestalt.

Lograr experienciarnos desde la totalidad, es un proceso revolucionario, cuando nos experienciamos en totalidad nos reapropiamos de nuestro ser y caminamos desde la responsabilidad con nosotras mismas y nuestro medio.

Y tú, ¿has tenido la sensación de que todo está conectado? Agrégame a redes sociales y compárteme tu experiencia!



………

¿Te sientes desfragmentada y no entiendes bien tus procesos? Eres bienvenida a iniciar el proceso terapéutico conmigo.

Tamara Carrillo, Terapeuta Menstrual, Psicóloga Clínica especializada en Gestalt, Practicante en casos de estudios de Chi Nei Tsang (Masaje de órganos internos), Terapeuta Floral y Bailarina de Danza del Vientre.

Facebook e instagram: Presencia Fémina

Atención presencial y online

Celular: +569 41390987


53 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL