Boca




Un impulso me llevó a querer mirarme en el espejo, me observé y pude verme diferente. Me descubrí mas allá de mi cuerpo físico y me gustó lo que veía. De repente mi boca comenzó a moverse por sí sola, yo estaba inmóvil. Sus movimientos comenzaron a ser suaves y continuos, de a poco pasaron a ser cada vez más dinámicos y veloces hasta que mi boca se abrió emitiendo una melodía armoniosa de sonidos que salían desde lo más profundo de mi cuerpo, de mi útero y pude sentirlo vibrar. Los sonidos pasaron a ser vocales, las vocales pasaron a las palabras y de ellas se manifestaron las frases. Frases que se anunciaban con ritmos y en distintos idiomas, con diferentes voces de mujeres. Seguí viendo lo que reflejaba ese espejo, el espejo de mi misma y pude identificar que en mí habitaban otras mujeres y que habían despertado. Mi boca se calmó, mis brazos me abrazaron y el espejo me sonrío.

Barbara Moreno

2 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 TERAPIA MENSTRUAL